Sin una adecuada comunicación los próximos gobiernos estatales y municipales están destinados al fracaso. Los resultados electorales demuestran que prácticamente en ninguna parte del país existen grupos políticos dominantes, sino una heterogénea mezcla de ideas y proyectos.

La época en que un partido usaba el gobierno para complacer a sus amigos y vengarse de sus enemigos, es un mal que debe acabarse. La comunicación eficaz es uno de las herramientas para la construcción de las nuevas mayorías que permitan gobernar con cierto éxito y facilidad.

Acerca de Daniel Esparza Hernández

Licenciado en Periodismo por la Escuela Nacional de Estudios Profesionales Acatlán (UNAM) . Maestría en Ciencias de la educación y administración de la Educación Superior. 30 años de experiencia en periodismo, radio y TV; comunicación social privada, federal, estatal y municipal